Reunificación de deudas ¿Quién puede optar a este producto?

27.04.2010

La reunificación o refinanciación de deudas es uno de los servicios cuya demanda más ha crecido durante los últimos años de crisis económica. Las entidades que lo ofrecen, no obstante, se han visto a su vez obligados a endurecer los requisitos necesarios para poder beneficiarse de una reunificación.

Pero vayamos por partes: ¿en qué consiste la refinanciación de deudas y por qué se ha disparado en los últimos dos años? Pues bien, se trata de un servicio que junta todos los préstamos que una persona tiene contratados en uno solo, por lo general a un plazo más amplio. Así se consigue, a costa de alargar el tiempo que tendremos para amortizar el crédito, reducir notablemente la cuota mensual, lo que facilita el día a día.

Este servicio supone para las entidades financieras un arma de doble filo. Por un lado, permite fidelizar a clientes que pueden resultar rentables; pero por otro supone asumir un riesgo importante al quedarse con préstamos que antes se repartían en diferentes bancos. Lo que han hecho para no tener que renunciar a los beneficios que les proporciona la reunificación, pero tampoco asumir demasiados riesgos, es endurecer las condiciones necesarias para poder optar al servicio.

¿Qué piden ahora los bancos? ¿Cuáles son los requisitos para poder beneficiarse de una refinanciación de deudas? En primer lugar, y puesto que el nuevo préstamo contraído será de carácter hipotecario, es necesario tener una vivienda en propiedad (con o sin cargas) y que el capital total que queda por amortizar y que compondrá la hipoteca no supere el 80% del valor de tasación de la casa. Es muy posible para esto que vuelvan a tasar la vivienda.

El plazo al que se concederá el nuevo crédito será de no más de 30 años, y la cuota mensual resultante no podrá sobrepasar el 35% de los ingresos netos mensuales de la unidad familiar. Es decir, que la reunificación se ofrece únicamente a clientes que, aunque lleguen a fin de mes con algunos problemas, tampoco están ahogados en deudas.

Para clientes con solvencia media y buen historial algunas entidades ofrecen incluso una línea de liquidez para permitir una vida más desahogada. Esta cuantía se sumaría al capital total por amortizar. Así que ya sabes, estudia si puedes optar a una refinanciación de deudas y si te compensa. Podría ser la solución a muchos de tus problemas.



Comentarios

¿Algo que comentar?

Debes conectarte para poder comentar.


prestamos personales | créditos personales | reunificación de préstamos | prestamos personales online