El crédito al consumo desciende un 62% respecto a abril de 2010

27.06.2011

Los contratos de préstamos firmados, tanto préstamos personales personales como préstamos para la compra de casas, disminuyeron su marcha casi en un 50 por ciento durante el mes de abril si se le compara con el mismo mes del año pasado.

Los préstamos hipotecarios sumaron 3 mil 217 millones de euros y los préstamos al consumo un mil 201 millones.

La información la suministró el Banco de España; en ésta se observa que los préstamos negociados en el cuarto mes del año registran un descenso del 41,7 por ciento con respecto al mes de abril de año pasado cuando fueron concedidos 5 mil 524 millones de euros en créditos hipotecarios.

A su vez los préstamos al consumo retrocedieron en un 62,15 por ciento desde abril del año pasado cuando bancos y cajas otorgaron 3 mil 173 millones de euros en créditos a los consumidores para realizar sus compras.

Los préstamos hipotecarios se han desplomado sensiblemente durante los seis meses de este año si lo comparamos con los casi 10 mil millones de euros del último mes del año pasado cuando los ciudadanos apuraron la marcha para disfrutar de los últimos días de vida de los beneficios fiscales.

Durante el año 2011 la situación ha sido diferente. El impulso sufrido por la prima de riesgo, los impagados en ascenso y la poca motivación del público provocaron que los créditos hipotecarios disminuyeran en un 50 por ciento.

A su vez, los créditos al consumo se unieron a la tendencia bajista debido a la restricción del consumo y a las tasas de interés que también han aumentado, en abril el interés promedio se ubicó en 8,27 por ciento (700 por ciento por encima del valor oficial del efectivo y 500 por ciento por encima del Euribor).

La captación de recursos del público tampoco levanta el vuelo. Los depósitos retrocedieron, en abril, en 7 mil millones de euros en contraposición de abril de 2010 y en 2 mil 200 millones con referencia a marzo de 2011.

El crédito al consumo descendio un 10,7% en España durante 2010

17.06.2011

La financiación destinada a la adquisición de bienes o servicios registró un descenso significativo, en España, sobre todo si se compara con el resto de Estados de la UE. De hecho una investigación llevada a cabo por el Crédit Agricole, un importante banco francés, arroja que la inversión crediticia dirigida al consumo bajó un 10,7 por ciento en el país, lo cual representa el cuádruple de lo perdido por esta actividad en el resto de Europa, donde el descenso promedio fue de 2,8 por ciento.

Sin embargo hay otros países donde la caída del crédito al consumo fue aún más pronunciada durante el año 2010. Países como Chipre registraron un bajón de 28,9 por ciento y le siguen Irlanda, Rumanía, España, Estonia, República Checa, Lituania y Letonia. Los datos los proporcionó el estudio “Panorama del Crédito al Consumo” elaborado por la filial de Crédit Agricole, Sofinco.

Los especialistas en la materia, argumentaron las medidas de control del gasto público en países como Grecia, Irlanda y España como factor reductor del consumo.

Como contraparte, otros países de la zona aumentaron la actividad crediticia para el consumo, fueron los casos de Eslovaquia, Bélgica, Francia, Holanda, Polonia, Italia, Alemania y Finlandia.

En promedio, cada habitante de Europa, tenía a finales de 2010 un importe de 2.222 euros que debía amortizar al banco, esto es un 3,1 por ciento menos de lo tenía pendiente de pago a finales de 2009.

Cada nacionalidad debía cantidades muy dispares y se observaban los máximos en los habitantes irlandeses con 4.471 euros que debían pagar al banco y los importes empezaron a descender entre los británicos (3.998), daneses (3.174), griegos (3.138),
y los mínimos que corresponden a Eslovaquia (455), Letonia (399) y Lituania (271). España se ubicó por debajo del promedio con 1.956 euros.

El pago de créditos al consumo representaron un 15,4 por ciento del gasto total en la UE el año pasado. España se ubicó por debajo del promedio con 14,5 por ciento.

La morosidad del crédito al consumo asciende hasta situarse en un 7,83%

14.10.2010

La morosidad del crédito al consumo en España sigue creciendo. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, en el segundo trimestre del año la morosidad se elevo hasta el 7,83%, lo cual supone un incremento de 0,18 puntos respecto al primer trimestre del año, lo cual suma dos trimestres consecutivos de subidas tras marcas en el último trimestre del 2009 su primer descenso en dos años.

La tasa del segundo trimestre también supone un aumento de 0,25 puntos respecto al segundo trimestre del 2009 cuando la misma se situaba en el 7.58%.

En su conjunto, los créditos al consumo otorgados por las entidades hasta el mes de junio alcanzaron los 161.271 millones de euros, de los cuales un 27% correspondieron a bienes de consumo duraderos y el resto a otras actividades como, por ejemplo, viajes.

El saldo de préstamos dudosos se sitúo en el segundo trimestre en 11.104 millones de euros, de los cuales un 31% correspondían a bienes duraderos y la cantidad restante (7.591 millones de euros) a otras actividades.

La mora de créditos al consumo cerró el 2009 con un 7.40%, frente al 7.75% que registró en el tercer trimestre del año, lo cual supuso la primera caída a lo largo de los últimos 7 trimestres. La tasa de impagos en estos créditos ha aumentado de manera progresiva a lo largo del 2008. No obstante, el repunte más brusco fue registrado en el primer trimestre del 2009, en el cual la morosidad se situó en un 7,31% frente al 5,3% que marcó al finalizar el 2008. Desde entonces, la mora se ha mantenido entorno al 7% con ligeras modificaciones.

En materia de entidades, los EFC son aquellos que lideran la morosidad (como siempre) con un porcentaje de morosidad situado en el 9,72%. Luego están los bancos con un 9,19% mientras que las cajas de ahorros tienen una morosidad notablemente inferior de un 3,8%. Por último las cooperativas de crédito tienen una morosidad ligeramente más baja de 3,78%.

Cetelem publica su “Libro Blanco del Crédito al Consumo”

08.07.2010

Aunque muchas veces veamos a las entidades financieras como entes malignos cuyo único fin es engañarnos y sacarnos todo nuestro dinero, no debemos desconfiar siempre. Cetelem, por ejemplo, acaba de publicar un “Libro Blanco del Crédito al Consumo”, dirigido al consumidor y apostando por el Crédito Responsable. Al fin y al cabo, a las entidades también les interesa que vayas a ser capaz de pagar tus créditos.

La compañía quiere centrar su actividad del crédito al consumo en el refuerzo de la transparencia del consumidor y de la entidad que concede el crédito, y más ahora que “la crisis económica en España ha hecho madurar el mercado del crédito al consumo”. Cetelem quiere comprometerse, por lo tanto, a “facilitar a los consumidores toda la información necesaria para la toma responsable de decisiones”, ha dicho el director general de la entidad, Luis Fernández-Nieto.

No contentos con publicar tan solo su Libro Blanco, Cetelem ha publicado además “La Guía Cetelem del Crédito al Consumo”, el primer documento informativo y formativo sobre este tema en España. En él encontrarás un poco de todo, “desde la definición básica de crédito hasta los tipos de crédito existentes”.

Pero Cetelem insiste en el Crédito Responsable, ya que “el consumidor debe saber que es responsable de sus decisiones”. La entidad quiere que sus clientes sean capaces de calcular bien si van a poder asumir el pago de un crédito, y para ello se ha propuesto formar e informar a todo el que quiera saber algo más de este mundo.

Si crees que necesitas esta información, ya sabes. Entra en la web de Cetelem y entérate de cómo conseguir sus publicaciones. Todo será más sencillo.

Más transparencia con la ley de Contratos de Crédito al Consumo

06.05.2010

De momento tenemos tan sólo el anteproyecto de ley y un informe del Consejo Fiscal que valora (y apoya) la regulación propuesta, pero todo parece indicar que cuano esta ley sea aprobada y esté en activo el consumidor se sentirá mucho más seguro a la hora de pedir un crédito al consumo.

¿Por qué? En primer lugar, apuesta por la transparencia de información, por lo que el consumidor tendrá derecho a saber por qué se le deniega un préstamo y, si es por los datos contenidos en una lista de morosos, a conocer qué se dice sobre él en ella. Esto, según el Consejo fiscal, constituye “un importante refuerzo de las garantías del consumidor en relación con el tratamiento de
sus datos sobre solvencia patrimonial”.

Además, el anteproyecto realiza una reforma en materia de créditos vinculados que contribuirá “a mejorar la protección de los legítimos intereses del cliente de productos financieros”. Por supuesto, no todo han sido alabanzas, y el Consejo Fiscal también ha criticado la poca claridad y el detalle excesivo con el que explica el ámbito de aplicación de la ley, y ha pedido que se realice
un esfuerzo para simplificar este punto.

En el mismo informe, el Consejo Fiscal también ha solicitado cambios en la Ley de Enjuiciamiento Civil, que permita que las asociaciones de consumidores puedan ejercer la acción de cesación. Muchas de estas asociaciones, de momento, al no ser miembros del Consejo de Consumidores y Usuarios, no pueden ejercerla en España.

La morosidad del crédito se dobla de un año para otro

22.03.2010

La tasa de morosidad de los créditos al consumo termino el año situada en el 6, 90 % , un aumento del 3, 83 % respecto a 2008, aunque la tasa disminuyo un 0, 24 % en el cuarto trimestre del año.

Esta tasa muestra la morosidad de los créditos conferidos por bancos y cajas para la compra de bienes de consumo perdurables, como vehículos, muebles, ordenadores, etc.

La morosidad de las familias aumento de forma gradual durante el 2008 como resultado de la crisis y el incremento del paro, aunque el crecimiento más fuerte se anoto a principios de 2009, cuando se alzo en 1,35 % en comparación con finales de 2008.

Hasta finales de septiembre de 2009 el crecimiento se sujeto, y en el cuarto trimestre del año el índice bajó en 0, 24 respecto a finales del tercer trimestre, cuando se ubico en el 7, 14 %.

Total de los créditos al consumo: 149.228 millones de euros.

Créditos al consumo
para bienes perdurables: 49.228 millones de euros.

Créditos al consumo para otras operaciones: 100.000 millones de euros.

En total los créditos dudosos alcanzaron los 11.054 millones de euros a finales del ejercicio 2009, un incremento del 26,4 % respecto a 2008, sin embargo un descenso del 1, 9 % en comparación con finales del tercer trimestre.

Los establecimientos de crédito en el año anterior lideraron con un 14, 39 % el ranking de morosidad por entidades con 2.429 millones de euros en créditos impagados. Durante el ejercicio, confirieron 16.875 millones de euros, mayormente por la compra de bines de consumo perdurables.

Por otra parte, los bancos anotaron el índice más alto, con un 8, 56 % y en conjunto con 5.332 millones de euros en créditos morosos, y las cajas ubicaron su morosidad en el 4, 15 % con un total en 2.980 millones de euros en créditos dudosos.

Las entidades estarán obligadas informar del coste total del crédito al consumo

18.03.2010

El Ejecutivo español planea un anteproyecto de ley de crédito al consumo que prevé aprobar en junio, que dispone que las entidades de crédito deben comunicar al usuario que pide un crédito el valor total de la deuda que sume, englobando comisiones e intereses.

El anteproyecto en la actualidad está en estudio, el Ministerio de Justicia lo ha enviado a los diferentes representantes del sector para que efectúen propuestas.

La actual situación económica ha revelado, los métodos desacertados que han realizado el sector financiero español en temas de créditos al consumo, mientras la época de prosperidad económica.

El Gobierno pretende clarificar los créditos al consumo, las entidades bancarias estarán comprometidas a indicar al usuario la cuantía conjunta debida, número que supone la adición del valor del crédito y del costo total de financiación.

Esta nueva condición constituye un fuerte golpe para las tácticas de marketing de las empresas especializadas en esta clase de créditos, donde no es raro que el usuario tome el capital sin conocer exactamente la cuantía que deberá reembolsar a la entidad en el periodo estipulado.

La normativa pretende asegurar una conformidad total del crédito por parte del usuario, que no efectúa la solicitud de forma inconsciente y poco pensada.

Otro apartado señalado de la próxima legislación es el aumento de los documentos que se le va a requerir a las instituciones para la adjudicación de los créditos al consumo, lo que puede perjudicar a una mayor transparencia.

También el anteproyecto dispone que transcurran cinco días de plazo mínimo desde que el cliente recoge la información del precontrato hasta que rubrique la transacción. Lo que puede propiciar a que muchos solicitantes renuncien durante este periodo al pensárselo mejor, lo que demandará un esfuerzo superior de las entidades.

Caja Rural: Fomento del emprendimiento sin avales

02.11.2009

El crédito al consumo pasa por uno de sus peores momentos, los altos tipos de interés, cercanos al 11% unido a la falta de liquidez de las familias y empresas está llevando a este producto financiero a presentar sus datos más bajos desde que se inició la medición histórica de créditos formalizados.

Comenzamos el mes con las noticias sobre los seis años que va a tardar, con toda probabilidad, el mercado inmobiliario en recuperarse. Paralelamente, las tarjetas de crédito viven su momento más bajo por las constantes subidas en las tarifas de comisiones y por los posibles efectos colaterales de la modificación de la Ley de Medios de Pago.

En un escenario como este, nos centramos en una oferta que acaba de lanzar Caja Rural, una línea de financiación en la modalidad de crédito rápido para empresas, PYMES y autónomos que como ventaja principal cuenta con la concesión sin avales.

El crédito, pensado para el inicio de nuevas actividades, fomento del emprendimiento a partir de un crédito a corto plazo.

El préstamo, está dentro de la línea que Caja Rural ha puesto en marcha y que contempla una financiación en condiciones preferentes para emprendedores y trabajadores autónomos.

Veamos las características del préstamo de concesión rápida para emprendedores de Caja Rural:

Entidad: Caja Rural
Producto: Crédito para fomento del emprendimiento.
Financiación: Entre 1.000 euros y 4.000 euros a fondo perdido. Cuenta con una subvención de 3.000 euros por puesto de trabajo creado y hasta 150.000 euros a Euribor + 1% puntos porcentuales.

Las áreas preferentes son los sectores de nuevas tecnologías, telecomunicaciones, tele asistencia para mayores y energía renovable.

Los créditos podrán ser concedidos a trabajadores que se encuentren sin trabajo y a aquellos que no han logrado un puesto de trabajo pero que puedan presentar un proyecto innovador.

Crédito al consumo: Presente y futuro

27.10.2009

El crédito al consumo se encuentra en un escenario complejo, ante las elevadas tasas de morosidad las entidades no hacen más que subir los tipos de interés que, actualmente en el 11%, disminuyen la demanda en esta fórmula de financiación.

Las entidades por su parte se encuentran en un escenario en el que minimizar el impacto de la morosidad en la financiación al consumo es prácticamente imposible, la recuperación, las agencias de cobro disponibles e incluso, los recursos son limitados y complican la ya delicada situación del crédito al consumo.

Los recursos se han destinado a la recuperación del crédito hipotecario relegando el crédito al consumo a un segundo lugar.

En este escenario, la solución pasa por establecer un orden de prioridades destinadas a cobrar las deudas, además es imprescindible revisar el papel de las agencias de cobro y las técnicas empleadas por estas agencias en términos de efectividad de acuerdo al coste.

La creación de empleo también se encuentra estancada lo que incide directamente en la actividad de estas agencias de recobro.

Las entidades se enfrentan ahora a lo que han denominado los nuevos retos del futuro. Premisas que se basan en la revisión de los controles actuales, las proyecciones de crecimiento, la contratación cruzada de productos de activo y pasivo y un mayor control del riesgo.

El eje central de la financiación al consumo en este momento, se centra en la financiación a PYMES y autónomos quienes siguen necesitando este instrumento financiero como parte imprescindible para la continuidad de su actividad.

Caja Madrid augura un año 2010 complicado

20.10.2009

Tras la presentación de sus cuentas de resultados, Caja Madrid informó que el ejercicio 2010 sería el peor año desde el inicio de la crisis.

A la elevada tasa de desempleo prevista, se unirá la subida de tipos oficiales y la baja actividad en todos los sectores.

Situando la recuperación económica en 2011 y de una forma ligera, Caja Madrid augura un año muy complicado en el que muchas entidades pueden tener serios problemas.

La revisión de los balances y las cuentas de resultados se hace imprescindible para frenar la morosidad venidera.

La entidad situó su “core capital” en un 6,89% a finales del tercer trimestre y su ratio de solvencia en un 10,5%. La liquidez con la que cuenta es de 12,600 millones de euros.

Caja Madrid informó que, el capital es la clave de la fortaleza de las entidades y animó a las entidades a realizar ampliaciones a fin de logra cuando más capital mejor.

En términos de morosidad, la situación económica global no va a ayudar a la reducción de los ratios actuales y el desempleo al alza provocará nuevos escenarios en los que los ratios de morosidad podrían dispararse nuevamente.

Caja Madrid informó que el ratio de morosidad se situará entre el 5% y el 7% al cierre del año.

Con respecto a la concesión de créditos, el informe de Caja Madrid habló de entidades que cerrarán el ejercicio con número rojos en esta  partida y los peores datos los concentrará el crédito al consumo.

En relación a los informes y previsiones presentados por Moody´s, Caja Madrid informó que si bien la situación de balances que necesitan ser saneados es real, no estima que existan entidades que oculten datos.

Parece que las cifras y previsiones nos auguran un nuevo año en crisis.

Página siguiente »


prestamos personales | créditos personales | reunificación de préstamos | prestamos personales online