La morosidad podría superar el 9% en 2012

28.02.2012

La firma de análisis Renta 4 ha efectuado una previsión para el caso de que el crédito se contraiga en un 3 por ciento (el mismo nivel del año pasado), ubicando la morosidad en los préstamos otorgados por las entidades financieras en un 9,09 por ciento para 2012.

Esto implica que continuará el alza de este indicador, motivado fundamentalmente a que tanto las familias como las empresas tendrán que ajustarse a una situación de contracción de la economía
Sin embargo el crecimiento de la morosidad tendrá un ritmo menos acelerado que el año pasado, básicamente por la reforma bancaria acometida por el Estado, que requiere de los Bancos y Cajas de Ahorro el realizar provisiones por un importe de 52 mil millones de euros que permitan cubrir eventuales pérdidas generadas por los préstamos hipotecarios.

La consultora insiste en que no existen datos que hagan prever un incremento en el otorgamiento de créditos durante 2012 ni la evolución mensual de ellos da pie para semejante expectativa.
Las previsiones de Renta 4 parten de una previsión de crecimiento de los créditos dudosos de hasta el 15 por ciento; con una contracción del crédito como la mencionada esto daría como resultado una morosidad de los créditos otorgados por las entidades españolas cercana al 9 por ciento.

Esta cifra contrasta con los datos difundidos por el Banco de España, que revelan que dicha tasa de morosidad se ubicó en diciembre del 2011 a 7,61 por ciento, que aunque apenas representa una décima porcentual más que el mes anterior es 1,8 por ciento más que la de diciembre de 2010 donde se colocó en el 5,81 por ciento.

En montos, la mora de diciembre del 2010 se ubicó en 135 mil 749 millones de euros, muy por encima del umbral psicológico de los 100 mil millones, sobrepasada a fines de mayo del 2010.
El total de dinero prestado por las entidades financieras españolas, a fines de 2011, fue de un billón 783 mil millones de euros.

La morosidad de la banca aumenta por sexto mes consecutivo

20.02.2012

El porcentaje de morosidad para fines de 2011 sobre los préstamos otorgados por las entidades financieras españolas se ubicó en el 7,61 por ciento, superando el récord que ostentaba el año 1994.

Este es el resultado del informe provisional presentado este 17 de febrero de 2011 por el Banco de España, señalando además que la morosidad subió 0,10 por ciento en diciembre del 2011 con respecto al mes anterior, alargando la cadena de aumentos consecutivos a seis meses, desde la pequeña disminución que se produjo en junio (del 6,48 al 6,41 por ciento).

Por montos, la mora de los préstamos de los Bancos, Cajas de Ahorro, Cooperativas y Establecimientos Financieros, se ubicó al finalizar el año en 135 mil 749 millones de euros, un 35 por ciento más que la barrera psicológica de 100 mil millones de euros alcanzada en mayo de 2010.

Esto representa una parte del total de un billón 783 mil millones de euros contabilizados al 31 de diciembre de 2011. Esta última cifra implica una reducción del 0,11 por ciento respecto a noviembre de 2011 y del 3,3 por ciento en comparación con diciembre del 2010.

Por tipos de entidades, aquellas que pueden captar depósitos ( Cajas, Bancos y Cooperativas de Créditos), la morosidad se ubica en un 7,66 por ciento, mientras que en el caso de las entidades que no están autorizadas a recibir depósitos, ésta alcanzó el 8,4 por ciento.

Esta morosidad en aumento ha hecho que los entes crediticios nacionales tuviesen que llevar sus provisiones hasta los 76 mil 285 millones de euros, lo que representa un aumento de 2 mil 626 millones de euros con respecto a noviembre de 2011 y de 4 mil 589 millones de euros si se compara con diciembre del 2010. Sin embargo, con ocasión de la reforma financiera convalidada ayer por el Congreso, dichas entidades de crédito deberán aumentar las provisiones y el capital adicional en 52 mil millones de euros más.

Fuentes del sector bancario esperan que la morosidad siga aumentando hasta fines de año debido a la situación económica nacional.

Los deudores de créditos se encuentran indefensos ante el acoso desmedido de sus acreedores

01.02.2012

Ante el aumento de los impagos, como consecuencia de la crisis, un número cada vez mayor de personas en situación de morosidad se queja del acoso a que son sometidos por los departamentos de cobro de los acreedores y por agencias especializadas. Así, por ejemplo, en una denuncia ante un ente público se llegó a demostrar el caso de “un cobrador que llamaba hasta 80 veces en un mismo día“.

En otras oportunidades el acreedor persigue literalmente al deudor, regando a los 4 vientos (la oficina, el colegio de los hijos, el edificio donde vive) las dificultades financieras de éste, contactando incluso a los vecinos, familiares y compañeros de trabajo sobre este particular.

Es de destacar, incluso, el caso de una señora con cáncer que dejó de pagar dos cuotas de un préstamo personal y que no sólo ha llegado a recibir cerca de 60 llamadas diarias sino que también ha recibido amenazas e insultos del cobrador.

Por ese motivo, muchos personas en casos similares, han solicitado ayuda a la Asociación de Afectados por Embargos y Subastas, AFES, una asociación sin ánimo de lucro fundada hace unos cinco años para defender los derechos de aquellas personas que se han visto imposibilitadas a pagar sus deudas por perder su trabajo.

Desde la AFES insisten en que la gran mayoría no contrajeron las deudas con la intención de defraudar o de no pagarlas sino que sencillamente se han visto económicamente imposibilitados a pagarlas, y que se sienten avergonzadas de no poder cumplir con los pagos. Conscientes de esto último es que algunos acreedores presionan con amenazas y con un acoso permanente.

El problema es que no está muy claro el marco jurídico que protege a estas personas contra prácticas abusivas de cobro. Para algunos se trata de una violación del artículo 18 de la Constitución que consagra el derecho al honor y la integridad, e incluso constituir un delito de coacción y amenazas, aunque reconocen la dificultad práctica de juzgarlos por esos motivos.

Más efectivas han sido las reclamaciones presentadas por ante la Agencia Española de Protección de Datos, AEPD. Este organismo público, por ejemplo, ha llegado a multar a Banco Cetelem, con 80 mil euros, porque difundió los pormenores de una deuda entre el círculo de familiares y amigos de un moroso. Igualmente, impuso una multa de 3 mil euros a General Electric Money Bank, quien había estado enviando faxes con los detalles de la deuda al lugar del trabajo del deudor. También impuso a la financiera Cofidis multa de 60 mil euros por difusión de datos sobre casi una decena de morosos quienes presentaron denuncias.

Adicionalmente, ha habido algunas gestiones para regular expresamente esta situación de hostigamiento hacia los deudores, como la exhortación que hizo el Congreso de los Diputados en 2009 para que el Gobierno estableciera un marco regulador de las empresas de reclamación de deudas. Se trató de una proposición no de ley de la Comisión de Economía y Hacienda, en base a un propuesta de CiU, que aunque reconocía el derecho de los acreedores a cobrar su deuda por las vías legales denunciaba las prácticas abusivas de algunos de ellos.

La idea era que la regulación asegurara una protección adecuada de los particulares contra actuaciones que atentasen la dignidad personal o invadiesen la intimidad de cada quien, estableciendo procedimientos cortos y ágiles para el cobro de las acreencias, de forma que los prestamistas no tuviesen que recurrir a métodos poco éticos. Desafortunadamente la propuesta no prosperó y, dado que estamos en presencia de una nueva legislatura, el asunto tendría que ser planteado nuevamente.

Morosidad del sistema financiero podría alcanzar un 8%

19.01.2012

En noviembre de 2011 la morosidad en los préstamos otorgados por los establecimientos financieros de crédito (que incluye Bancos, Cajas como Cooperativas de Ahorro), tanto a familias como a empresas tuvo un ascenso con respecto al mes anterior al ubicarse en un 7,51 por ciento frente al 7,4 por ciento de octubre.

El ascenso es mayor respecto a noviembre del 2010 cuando se ubicaba en un 5,69 por ciento y parece acercarse aceleradamente al máximo del 8,01 por ciento registrado en noviembre de 1994. Esta es la conclusión que arroja el informe provisional del Banco de España al respecto.

En total la morosidad, durante el undécimo mes del año pasado se ubicó en 134 mil 143 millones de euros, superando ampliamente el umbral psicológico de los 100 mil millones de euros que se cruzó en mayo de 2010.

Un billón 785 mil millones de euros fue el total de préstamos en dicho mes de noviembre, lo cual representa una subida del 0,37 por ciento respecto al mes anterior pero un descenso del 2,83 por ciento en relación a noviembre del 2010.

La morosidad es muy distinta para los Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito (un 7,54 por ciento) frente a la de las entidades de crédito a quienes no les está permitido captar depósitos (un 9,04 por ciento).

Esta morosidad en aumento obligó a la banca nacional a crear provisiones por 73 mil 816 millones de euros, esto es un mil 50 millones de euros más que en octubre del 2011 y 11 mil 587 millones de euros más que noviembre del 2010.

Además del impacto negativo que la morosidad produce en los balances, al requerir provisionamiento, ésta afecta igualmente el margen sobre los intereses, puesto que aunque los importes en mora deben continuar siendo financiados no producen ingresos financieros.

La opinión de los especialistas es que continúe la tendencia creciente del porcentaje de morosidad, alcanzando el 8 por ciento dado los niveles de desempleo en el país y la reducción de la solvencia tanto de particulares como de empresas.

La morosidad del sistema bancario se dispara hasta fijarse en el 7,416%

19.12.2011

En el pasado mes de octubre, la tasa de mora del sistema bancario nacional se disparó hasta situarse en el 7,416%.

Según la información facilitada por el Banco de España, las entidades bancarias poseen una cuantía en créditos considerados de dudoso cobro que asciende a 131.908 millones, aproximadamente cuatro mil millones más que en el mes de septiembre, cuanto la mora alcanzó el 7,16% con 128.080 millones.

La banca nacional no tenía una morosidad tan elevada desde finales de 1994. En aquel momento, después de la intervención por el Banco de España de Banesto, la morosidad bancaria supero el ocho por ciento.

En el último año, la mora ha crecido un 1,736% y la cartera de créditos dudosos ha crecido en 28525 millones.

El Banco de España, también ha concretado la morosidad por la clase de crédito, aunque las cifras en este caso son trimestrales.

En este aspecto, la mora del sector inmobiliario vinculado con las entidades financieras subió en el noveno mes hasta ubicarse en 18,971%, en el final del segundo trimestre se ubico en un 17,7% y en septiembre de 2010 en un 11,7%.

El saldo de créditos calificados como dudosos que las entidades bancarias tienen con los promotores inmobiliarios era hace doce meses de 37.707 millones y en la actualidad ha subido a 57.577 millones.

En las empresas constructoras, su morosidad en el último año ha crecido hasta el 16,09%, y el saldo de créditos dudoso ha llegado a 16.455 millones, un aumento de 3.824 millones.

Pero no solamente las empresas crean problemas a las entidades bancarias. La mora en la adquisición de vivienda, si bien es muy inferior, asimismo crece intensamente. A final del segundo trimestre fue de un 2,49% en el final del tercer ha llegado al 2,67%. En un trimestre han pasado mil millones a los créditos dudosos, hasta alcanzar 16688 millones.

La morosidad del crédito encadena tres aumentos consecutivos situandose en 7,16% en septiembre

21.11.2011

La morosidad continúa repuntando peligrosamente y se ubica en 7,16 por ciento en el mes de septiembre. El porcentaje se refiere a los impagos registrados por los préstamos que las entidades financieras otorgaron a sus clientes, incluyendo Bancos, Cajas de Ahorro, Cooperativas y Establecimientos Financieros de Crédito, EFC. La morosidad proviene tanto de particulares como de empresas.

Los datos fueron aportados por el Banco de España, BdeE, y arrojan que la morosidad encadena tres ascensos consecutivos y registra un máximo histórico desde 1994.

En lo que va de año, los créditos no devueltos suman ya 17 mil millones de euros y en septiembre la mora subió con respecto al mes anterior cuando alcanzó 3 mil 115 millones de euros.

Con respecto a septiembre de 2010 la morosidad ha repuntado sensiblemente puesto que en ese período se ubicó en 5,51 por ciento.

La mora con los Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito suma ya los 123 mil 870 millones (7,16 por ciento), mientras que los Establecimientos Financieros de Crédito finalizaron el noveno mes de este año con un saldo de créditos no recuperados de 3 mil 572 millones (9,04 por ciento).

En otro contexto, las provisiones de la Banca para respaldar la morosidad de los créditos se ubicó, en septiembre, en 72 mil 206 millones, equivalente a un repunte del 18 por ciento anual y a un retroceso leve si se compara con el mes anterior cuando las provisiones alcanzaron los 72 mil 334 millones.

Los Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas sumaron los 68 mil 952 millones en provisiones hasta finales del mes de septiembre, lo cual representa un 20 por ciento por encima comparadas con las provisiones de hace un año. Los EFC disminuyeron sus provisiones un 21 por ciento con respecto a septiembre de 2010 hasta los 2 mil 431 millones de euros.

La morosidad en su punto más alto de los últimos 16 años

21.09.2011

Según los datos del Banco de España la morosidad de los préstamos de bancos, cajas, cooperativas y financieras escaló hasta ubicarse casi en el 7 por ciento pero se detuvo en 6,93 por ciento por sobre el 6,69 por ciento que registró el mes anterior. Se trata del nivel más alto de impagados que se registra desde hace poco más de 15 años.

Si se observa la morosidad interanual, el escenario empeora ya que al final del primer semestre del año pasado, los créditos impagados tocaron un nivel del 5,48 por ciento.

De 1,79 millones de euros en créditos, 124 mil 618 millones son créditos de dudosa recuperación, en contraposición de los 100 mil 527 millones del mismo mes de 2010.

Desde el pasado mes de julio el BDE no discrimina entre tipo de entidades (Bancos, Cajas, cooperativas, financieras, etc), en sus indicadores de morosidad, a diferencia de como lo hacía anteriormente.

Por otra parte, los datos referentes a las entidades de depósito sí están separados, en cuyo caso los impagados se situaron en 6,93 por ciento equivalente a un importe de 120 mil 521 millones.

A su vez, las financieras finalizaron el primer semestre de este año en 8,99 por ciento correspondientes a un monto de 3 mil 577 millones de euros.

La morosidad de los bancos subió a 6,36% en abril

21.06.2011

Los datos publicados por el Banco de España vuelven a poner nerviosos a los bancos y cajas que ven cómo el porcentaje de créditos de cobro dudoso sube en abril hasta el 6,36 por ciento, que en euros se traduce a la friolera de 115 mil millones que la banca no está segura de poder recuperar. Es ciertamente, como para perder el sueño.

Los resultados de abril revierten la tendencia hacia la baja que la morosidad registró el mes anterior después de encadenar cinco meses seguidos de ascensos.

Llama la atención que la morosidad ascienda aún cuando la actividad crediticia ha mermado sensiblemente en 10 mil 500 millones de euros (1,8 por ciento) y se ubica en 1,81 billones de euros.

El gran dolor de cabeza lo produce la financiación que, en su momento, los bancos y cajas otorgaron a promotores inmobiliarios que reúnen la morosidad más elevada (15,24 por ciento) al finalizar el primer trimestre.

La morosidad de los bancos ascendió en abril 53 mil millones de euros superando la de marzo en un mil 147 millones de euros y 2 mil más que las cajas (51 mil 636 millones de euros).

Por otra parte, el 15,24 por ciento de morosidad del sector promotor inmobiliario significa un importe de 47 mil 648 millones de euros en impagados lo cual representa 3 mil millones por encima del cierre de 2010.

Las cajas registran una mayor cantidad de esta morosidad con 24 mil 99 millones (14,83 por ciento) y los bancos 21 mil 424 millones (15.87 por ciento).

Los impagos de los préstamos hipotecarios repuntaron un 2,41 por ciento en marzo, esto indica un tímido aumento en comparación con el 2,40 por ciento de diciembre del año pasado. Por lo cual puede decirse que los impagos en estos créditos se han moderado.

Cofidis deberá pagar una sanción de 60.000 euros por revelar la morosidad de sus clientes a terceras personas

02.06.2011

El director de la Agencia Española de Protección de Datos decidió multar a la empresa financiera Cofidis, empresa especializada en créditos rápidos, por la divulgación a terceros de información acerca de obligaciones incumplida por parte de sus clientes. La sanción es de 60 mil 101 euros y está contemplada en la Ley Orgánica de Protección de Datos en su artículo 44.3 g.

La multa está sostenida en quejas hechas por nueve personas ante la AEPD (Agencia Española de protección de datos), en las que los demandantes aseguran que la empresa de créditos rápidos les llamaba por teléfono, a cualquier hora, y les indicaba que su vecino o familiar era un “moroso”.

Debido a las diversas denuncias recibidas, la AEPD inició una investigación.

Las llamadas eran realizadas por los trabajadores de Cofidis e insistían en que se les pagara la deuda inmediatamente. Esta acción se repetía en las casas de los deudores, en sus lugares de trabajo y en las viviendas y oficinas de sus familiares, vecinos y amigos.

Uno de los denunciantes presentó como prueba un mensaje dejado por los empleados de Cofidis en su grabadora, en el mismo se le amenaza con llamar a su familia y vecinos si no pagaba.

El expediente que reposa en la AEPD trascendió a la prensa. Contiene 34 páginas y hay una denuncia donde el afectado asegura que Cofidis llamó a sus familiares, vecinos y compañeros de trabajo para que le comunicasen que debía contactar con Cofidis por que tiene una deuda con la entidad. Acompañan a la denuncia faxes y testimonios de personas que recibieron dichas llamadas.

Ante la situación representantes de la AEPD visitaron las oficinas de Cofidis en abril y mayo. Encontraron una “carpeta” con una especie de manual para seguir al momento de comunicarse con vecinos o familiares del deudor.

Se habla de mensajes discretos pero se asume como normal las llamadas a vecinos de su cliente.

En los casos de clientes que hubiesen denunciado en organizaciones de consumidores o similares la estrategia de Cofidis era dejarles tranquilos de momento y después de una semana volver a llamarles pero “no llamar a sus vecinos”, sólo al cliente a quien debía enviársele una carta de disculpas.

Morosidad ascendió a 6,19% durante febrero de 2011

19.04.2011

Los datos del Banco de España de febrero de este año siguen arrojando números rojos más que inquietantes tanto para el ciudadano común como para el Gobierno central.

Los impagados ascendieron a 112 mil 458 millones de euros con lo cual la morosidad se ubicó en febrero en 6,19 por ciento. Esto supone un repunte de 14 por ciento comparado con el mismo año de 2010, y trece décimas por encima del primer mes de este año. Así la morosidad encadena cinco meses continuos de aumento.

El aumento de la morosidad fue de 14 mil 228 millones de euros, de que se deduce que entre el último año el ascenso registrado por esta variable fue de 39 millones de euros diarios.

Por otro lado, las estadísticas del Banco de España arrojaron una caída en la actividad crediticia durante el mes de febrero al bajar en 10 mil millones el importe concedido hasta alcanzar un mil 816 millones de euros, su menor nivel desde enero del año pasado.

Bancos, Cajas y Cooperativas

El porcentaje de impagados de las entidades bancarias llegó al 6,35 por ciento. Este repunte se debió al descenso en la concesión de créditos y no tanto a la cantidad de expedientes de morosos, que fue de 130 millones (57 mil 793 millones)

En cuanto a las cajas de ahorros, la morosidad ascendió en dos décimas para rebasar la banda del seis por ciento. Los 50 mil 286 millones de euros en préstamos impagados, eran 6,06 por ciento de la inversión de las cajas, en contraposición al 5,88 por ciento que registró en enero.

El movimiento entre las cajas debido a fusiones y adquisiciones ha provocado que la morosidad de los bancos registre un nivel mayor al de las cajas de ahorro a pesar de que usualmente ocurría lo contrario. Ejemplo de estos movimientos han sido las negociaciones entre CajaSur y BBK y de Caja Castilla La Mancha y Banco Liberta (CajAstur).

Las cooperativas de crédito, a su vez, también registraron un ascenso en la morosidad al ubicarse en 5,07 por ciento (4 mil 894 euros de dudoso retorno). En cuanto a las entidades financieras no bancarias el porcentaje de morosidad está cercano al 10 por ciento (4 mil 60 millones de préstamos impagados).

Página siguiente »


prestamos personales | créditos personales | reunificación de préstamos | prestamos personales online