El tipo de interés que puede cobrar o pagar una entidad no está regulado

22.07.2010

¿Te lo habías preguntado alguna vez? ¿Tienen los bancos y demás entidades financieras libertad para imponer los tipos de interés que van a cobrar o pagar, o están sujetos a algún tipo de regulación? Si confiabas en que la ley los limitara de alguna forma, lo sentimos, no es así: las entidades pueden decidir sus tipos de interés.

No obstante, eso tampoco significa que puedan decidir en el momento qué tipo de interés te van a aplicar. Entre sus obligaciones legales, se encuentra la de publicar en un tablón de anuncios visible y llamativo en sus oficinas la información referida al tipo de interés preferencial, a los tipos para los descubiertos en cuenta corriente (que no podrá dar una TAE superior al interés legal del dinero multiplicado por 2,5), y los tipos para los excedidos en cuenta de crédito.

En cuanto a los redondeos al alza (a la baja molestan menos) del tipo de interés aplicado en una hipoteca, sí tienen un límite: el máximo es el octavo de punto más próximo, hacia arriba o hacia abajo, en el momento de la revisión.

Sabiendo estas cosas, así como qué es la TAE (el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero) y para qué sirve el Euribor (para calcular la revisión de los tipos de interés variable), estarás mejor preparado en el momento de escoger qué hipoteca contratar. Además, sabrás si tienes derecho a reclamar o no, algo que nunca viene mal. Y al fin y al cabo, no es tan difícil, ¿verdad?

BCE: Un respiro para España

08.10.2009

El Banco Central Europeo, a un año de haber comenzado la rebaja de los tipos de interés, mantiene el precio oficial del dinero al 1% y da un respiro, principalmente, a la economía española.

Tal y como se pronosticaba, el Banco Central Europeo mantuvo los tipos oficiales al 1% a fin de enfrentar la recesión de las economías en la Zona Euro y consolidad la recuperación de las economías que han comenzado a mostrar signos de crecimiento.

La Zona Euro presentó datos de contracción del 4,8% durante el segundo trimestre del año lo que supuso una contracción mayor que los primeros tres meses de 2009 cuando la caída fue del 2,5%.

El organismo central mantiene el precio del dinero cuando se cumple un año desde que los grandes bancos comenzaron a rebajar los tipos oficiales para enfrentar la crisis economía.

Si bien esta decisión aporta un respiro para España, cuya economía aún no ha logrado salir de la crisis, los cierto es que todos los análisis indican que durante 2010, los tipos oficiales podrían comenzar a repuntar.

Para que las economías se recuperen se necesita una reactivación del crédito, un incentivo a la inversión y políticas laborales eficientes, lo que sin duda tardará unos meses en producirse.

Así mismo, numerosos estudios informan que los tipos oficiales podrían experimentar variaciones en el segundo semestre de 2010 a medida que repunte la inversión y los precios de la energía se encarezcan.

Con todas estas previsiones, a final del ejercicio próximo, los tipos oficiales deberían situarse en torno al 2%.
Esta decisión del Banco Central Europeo aporta un respiro para la economía española que lidia aún con una tasa de morosidad muy elevada y una situación laboral inestable.

Créditos al consumo al 11%

04.10.2009

Mientras los depósitos y productos de ahorro disminuyen sus rentabilidades debido a los mínimos del euríbor, el interés del crédito al consumo superó el 11% rompiendo la barrera impuesta en 2008.

El crédito al consumo se sitúa de esta forma en la tasa de interés más alta de los últimos 12 meses según informó el Banco de España.

Un 11,17% cuestan los créditos al consumo a las familias desde el pasado mes de agosto cuando el Euríbor cerró al 1,334%.

Las cajas de ahorros encarecen sus créditos al consumo un 13,16% mientras que los bancos conceden préstamos y créditos al 11.03%.

Un dato que se suma a las fuertes caídas en términos de concesión de créditos y préstamos destinados al consumo, que arrojaron datos de un 41,17% menos, los créditos a familias y un 42,6% los créditos a empresas, de acuerdo al último análisis del Banco de España.

La escasa demanda unida a la incertidumbre del mercado laboral esta llevando a las entidades a encarecer el crédito al consumo como forma de prevenir la morosidad.

Por su parte las familias optan por el ahorro en lugar del endeudamiento y las empresas manifiestan su preocupación por la falta de acceso a la financiación necesaria para continuar con su actividad.

El crédito al consumo se encarece a medida que disminuye la demanda, lo que sin duda pone de manifiesto el impacto de la morosidad y la inestabilidad laboral en la financiación de bienes y servicios al consumo.

Subidas de tipos oficiales a la vista: Caos económico en España

15.09.2009

Destrucción laboral, stock de viviendas que acumularán 1,7 millones de unidades, morosidad en aumento, subidas de impuestos, colapso judicial por ejecuciones hipotecarias. Sin demanda, sin consumo, sin producción y con el 65% de las PYMES en riesgo de quiebra. Desempleo en el 20% y déficit público en el 10%

Un panorama oscuro para España que se complementa con la necesidad de una subida de tipos de interés con la que le Banco Central Europeo deberá amparar la recuperación de las economías Alemana y Francesa.

Normalización de tipos urgente que destrozarán a España, sumidos aún en una profunda recesión y con un sobre endeudamiento particular y estatal difícil de solventar.

Las economías alemana y francesa han salido oficialmente de la recesión registrando crecimientos positivos, esta situación llevará a un crecimiento del 0.25 para 2010, lo que lleva al Banco Central Europeo a plantearse una subida de tipos para facilitar los repuntes del Euribor.

Subida de tipos y retirada de las medidas de liquidez para corregir los riesgos de inflación y de burbujas complementarias en las economías que se recuperan. Unas medidas que, según los economistas no tardarán más de 9 meses en hacerse efectivas.

Y volviendo a nuestro país pensemos en el impacto, la deuda de consumo de España supera el 80% del producto interior bruto, mientras que la de Alemania no llega al 60%.

Mayor coste de la deuda que se sumará a la deteriorada economía de las familias, a la morosidad existente y al ya insostenible, sobre endeudamiento español, provocando una debacle del consumo y una morosidad descontrolada que solo podrá frenarse con inyecciones de deuda pública, una deuda pública que no soporta más cargas y que no tiene forma de obtener más ingresos.

El euribor incrementa los niveles de confianza

12.08.2009

Los datos: las rebajas del euribor suponen más de 25.000 euros de ahorro para las familias aportando un respiro a las economías familiares.

La crisis ha provocado una pérdida de poder adquisitivo total, pero existen algunos datos que nos indican que al menos una parte, no menor, de la sociedad española está en una situación menos crítica.

Estos datos hablan de cómo afectó a los bolsillos de las familias el descenso del precio del petróleo que provoco el IPC negativo, situación insólita históricamente.

También la inflación superior a la media de la unión y la rebaja de los tipos de interés del Banco Central,  han sido factores que han incidido realmente en que exista un gran numero de familias que se “van salvando” en la crisis, a pesar de la pérdida generalizada de poder adquisitivo.

Para este colectivo es para el que la Asociación hipotecaria española ha informado que la rebaja del euribor supondrá ahorros por encima de los 25.000 euros a las familias

Ciertamente los préstamos y créditos que no tuvieran establecidas cláusulas suelo habrán recibido rebajas considerables en sus  cuotas mensuales, lo que sin duda ha permitido elevar un poco los niveles de confianza, tal y como conocimos en julio, abrir la mano en el crédito al consumo para financiar el turismo y aportar datos de consumo levemente mejores que en meses anteriores. Todo bajo el escenario de recuperación global en el que nos encontramos.

¿Existe algún tipo de lí­mite para los tipos de interés de los créditos rápidos?

07.04.2008

Aunque parezca poco creible no existe ningún tipo de limitación legal para los tipos de interés en los créditos rápidos o en cualquier otro tipo de crédito personal. Sin embargo, los créditos al consumo desde 150 hasta 20.000 euros deben cumplir condiciones recogidas en la Ley de Crédito al Consumo. Por ejemplo, los contratos deben constar por escrito, incluso aunque se hagan al margen de las entidades financieras de crédito, y el consumidor debe disponer un ejemplar. Todo contrato debe incluir necesariamente:

Las condiciones del contrato. La Tasa Anual Equivalente o T.A.E. (o, como mí­nimo, el tipo de interés nominal anual, los gastos aplicables desde el momento en que se de el contrato y las condiciones en que podrán cambiarse).

El número y fecha o periodicidad de los pagos que debe realizar el consumidor para devolver el crédito, así­ como su importe total, cuando sea posible.

Los elementos que componen el coste total del crédito, especificando cuáles se incluyen en el cálculo de la T.A.E.

La empresa que ofrezca un crédito personal o préstamo al consumo está obligada a entregar antes de la firma del contrato, si se le solicita, un documento con las condiciones del crédito. Ese documento se considerará oferta vinculante (obliga al ofertante que la hace a respetar las condiciones) durante diez dí­as hábiles. Asimismo, la publicidad sobre estos créditos deberá mencionar la T.A.E., siempre que haga referencia al tipo de interés o al coste del crédito.

Ví­a | Banco de España


prestamos personales | créditos personales | reunificación de préstamos | prestamos personales online