¿Existe algún tipo de lí­mite para los tipos de interés de los créditos rápidos?

Aunque parezca poco creible no existe ningún tipo de limitación legal para los tipos de interés en los créditos rápidos o en cualquier otro tipo de crédito personal. Sin embargo, los créditos al consumo desde 150 hasta 20.000 euros deben cumplir condiciones recogidas en la Ley de Crédito al Consumo. Por ejemplo, los contratos deben constar por escrito, incluso aunque se hagan al margen de las entidades financieras de crédito, y el consumidor debe disponer un ejemplar. Todo contrato debe incluir necesariamente:

Las condiciones del contrato. La Tasa Anual Equivalente o T.A.E. (o, como mí­nimo, el tipo de interés nominal anual, los gastos aplicables desde el momento en que se de el contrato y las condiciones en que podrán cambiarse).

El número y fecha o periodicidad de los pagos que debe realizar el consumidor para devolver el crédito, así­ como su importe total, cuando sea posible.

Los elementos que componen el coste total del crédito, especificando cuáles se incluyen en el cálculo de la T.A.E.

La empresa que ofrezca un crédito personal o préstamo al consumo está obligada a entregar antes de la firma del contrato, si se le solicita, un documento con las condiciones del crédito. Ese documento se considerará oferta vinculante (obliga al ofertante que la hace a respetar las condiciones) durante diez dí­as hábiles. Asimismo, la publicidad sobre estos créditos deberá mencionar la T.A.E., siempre que haga referencia al tipo de interés o al coste del crédito.

Ví­a | Banco de España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.