Los préstamos anticipo de nómina ayudan a llegar a fin de mes

Algunos bancos y cajas disponen de productos financieros que permiten adelantar el dinero de la nómina unos cuantos dí­as y hacer frente a los gastos habituales e imprevistos. Este tipo de anticipos no es novedoso, hace tiempo que funciona en muchas entidades financieras. No obstante, nunca antes se habí­an recibido tantas solicitudes como en estos íºltimos meses, una consecuencia directa de las elevadí­simas tasas de endeudamiento. Lo mejor de este tipo de préstamos es que no se aplican intereses. Lo peor, que los intervalos de amortización suelen ser bastante pequeños y si la devolución no se produce antes de la fecha fijada, existirá una penalización que puede rondar el 8 por ciento

Conviene saber que algunos bancos y cajas conceden, a sus clientes habituales, créditos anticipo de nómina con un interés del 0% endeudamiento y eurí­bor

Especialistas del sector bancario detectan un crecimiento más o menos constante que se hace especialmente visible en priodos de mayor consumo, como puede ser la Navidad, los meses en los que se celebran actos como las primeras comuniones, las vacaciones de verano o la vuelta al colegio. Lo más habitual en este ipo de créditos es recibir todo el sueldo completo, que se cargar al mes siguiente, y percibir un montante superior, pactando la entrega de cantidades a lo largo de un periodo de tiempo.

De cualquier forma, los expertos advierten de que no estamos ante ningíºn chollo, por lo que sólo se debe recurrir a esta especie de créditos en situaciones que realmente sean de emergencia. Conviene entender que se puede estar solucionando un problema a corto plazo, pero se puede estar generando uno más grave a medio y largo plazo.

La mayor parte de los bancos y cajas de ahorro ofrecen esta opción a los clientes que previamente hayan domiciliado su salario con ellos. Un estudio elaborado por la revista Consumer Eroski revela algunas de las ofertas más interesantes. Unicaja concede préstamos de 3.000 euros, con un plazo de reembolso de 3 meses; de 5.000 euros, en cinco meses; y de 10.000 euros, en diez meses. Caja de Ahorros del Mediterráneo da el equivalente a tres soldadas. Si el reintegro debe efectuarse en un mes, el importe máximo es de 1.800 euros. El Banco de Santander anticipa hasta cuatro nóminas, aunque las liquidaciones deben conveniarse previamente con ellos. Caja de Madrid llega a los 30.000 euros, que deben restituirse en un máximo de 5 años si la cifra es inferior a los 6.000 euros y de hasta 8 años si se superan los 6.000 euros. El tipo con el que se gravan estos contratos puede ser fijo o variable.

Consumer Eroski ha publicado una serie de pautas a la hora de negociar estas operaciones. Lo primero es elegir muy bien la entidad financiera, guiándose íºnicamente por criterios objetivos y confiando exclusivamente en firmas supervisadas y registradas por el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores. También se debe prestar mucha atención a las comisiones (las de apertura, por ejemplo, rondan a veces el 3 por ciento). Otras recomendaciones son comprobar si las condiciones son las mismas en internet que en las oficinas de ‘carne y hueso’ y no tener nunca miedo a preguntar y reclamar con firmeza, aunque siempre de forma amistosa. Si algo no coincide con la información que se habí­a facilitado, hay que decirlo y concertar cita para requerir las explicaciones pertinentes.

Ví­a | ideal.es

Valora este post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.