Créditos rápidos: Márketing versus Coherencia

A pesar de la temida crisis económica y del descenso que se ha detectado en el sector de los créditos al consumo, todos los dí­as se solicitan en España miles de créditos personales. Asombrosamente, con los tiempos que corren, una gran parte de estos créditos solicitados son los llamados créditos rápidos o “créditos fáciles”.

El crédito rápido se caracteriza por una supuesta entrega rápida del dinero una vez aprobada la solicitud del préstamo. También, por supuesto, por unas elevadas comisiones y unos tipos de interés que rozan la usura. Son comunes los casos en los que el supuesto “crédito fácil” supera el 20 por ciento en el tipo de interes, acercandose al margen máximo permitido por la ley.

Por otro lado tenemos la amplia gama de créditos al consumo ofrecida por los bancos y las cajas de ahorros donde el tipo de interés dificilmente sobrepasa el 10%. Eso sí­, se solicita más documentación que en los créditos rápidos y, probablemente, también se tarda más en recibir el importe del préstamo.

Ahora bien, si los créditos rápidos son mucho más caros y tenemos encima una crisis económica ¿Por qué se sigue usando está forma de financiación? Acaso no se tiene encuenta que ante una futura deuda debemos responder con nuestros bienes presentes y futuros. Todo es posible.

Márketing versus Coherencia

En la sociedad actual las empresas especializadas en créditos rápidos saben sobredamente a donde tiene que apuntar, están presentes en todos los medios: televisión, radio e Internet. Para ser más eficaces, cuentan con expertos en publicidad, sofisticadas herramientas de márketing y concienzudos estudios de mercado.

En los dí­as laborables y concretamente por las mañanas, es impresionante ver como se bombardea de forma continua a los telespectadores con todo tipo de ofertas de crédito rápido, para darse caprichos o “cumplir sueños” y con una letra pequeña que cruza a toda velocidad el televisor. 6000 Euros con una sola llamada, muy tentador, muy cómodo, muy fácil...

También puede ocurrir que en un momento de coherencia y con el objetivo de ayudar al bolsillo, vayamos a consultar a nuestra entidad bancaria habitual, esa que tiene domiciliada nuestra nómina y le preguntemos por un crédito al consumo. Seguramente consigamos un préstamo con buenas condiciones pero con más papeleo y en un mayor tiempo.

A pesar de todo lo anteriormente expuesto se desprende que el marketing tiene un aliado, “la comodidad”. Mucha gente optará por los créditos fáciles si ahorra tiempo, papeleo y le cuadra la cuota mensual a devolver.

3 comentarios en “Créditos rápidos: Márketing versus Coherencia

  1. Pingback: www.mirlobolsa.com
  2. Pingback: www.negociame.com

Deja un comentario