Las entidades bancarias se defienden de la suplantación de personalidad

Las infracciones por suplantación de indentidad van en aumento en los últimos años. La usurpación de identidad es el delito económico que más aumentó en los últimos años, según informó la aseguradora de tarjetas CPP.

El fraude en los créditos del consumo reportó pérdidas por valor de 232,3 millones de euros durante 2007, según la Asociación de Establecimientos Financieros (Asnef). El 44% de esos delitos fue cometido mediante identidades falsas, usurpadas o a través del acceso a contraseñas personales. De representar el 0,50% del riesgo de los hogares en 2006 pasó a duplicarse en 2007, hasta el 1,02%.

Ante estos datos, los bancos reafirman su intención de defenderse. Y en épocas de intenso flujo administrativo y de movimientos bancarios, como son estas fechas de la presentación de la declaración de la renta, se extreman las medidas contra el fraude.

Desde el servicio de Prevención del Fraude de Asnef luchan por separar morosidad de fraude. Junto a Equifax, gestionan un fichero en el que la víctima se registra voluntariamente para prevenir a las entidades asociadas (Veraz Persus, www.persus.es). Éstas, por su parte, intercambian información de operaciones que consideran sospechosas a través del archivo Veraz Fodi.

El fichero Veraz, que gestionan Asnef y Equifax, informa a las entidades de los delitos cometidos contra sus clientes para prevenir nuevas infracciones

Con todo, las entidades admiten la necesidad de fomentar el compromiso de organismos y administración con el sistema. Y eso porque, como destaca desde el anonimato uno de sus asociados, ‘coloca a entidades y fuerzas de seguridad en un frente común’.

De hecho, Asnef suscribió el pasado 2 de junio un acuerdo de colaboración con el Consejo General del Poder Judicial para que los jueces dispongan de acceso a sus datos de morosos, ficheros antifraude y de solvencia patrimonial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.