Lo que estudia el banco del cliente para conceder financiación

Más alla de los documentos que solicita el banco en el momento que solicitamos un crédito al consumo u otros formas de financiación, las entidades bancarias estudían toda una serie de circuntacias para examinar el presente y futuro financiero de su clientes.

Muchos especilistas financieros sostienen que, en teoría, las condiciones para obtener crédito no han variado en los últimos años pero muchos consumidores se han dado cuenta que conseguir un préstamo ahora es mucho más complicado que antes. Nosotros lo adelantamos hace meses en artículo: “Los entidades bancarias endurecen las condiciones de los créditos al consumo

“ahora las entidades sólo prestan cuando están muy seguras”

Estabilidad laboral
El primer requisito que exigen las entidades bancarias es tener estabilidad laboral. El banco comprueba y se asegura de la solvencia de la empresa contratante, para despejar cualquier duda sobre el futuro laboral del cliente.

Capacidad de ahorro
También es muy importante mostrar al banco que tenemos capacidad de ahorro, basicamente, que somos capaces de generar ingresos. Las entidades observan al detalle la trayectoria profesional y vital de cada cliente, en especial, si se trata de adultos que solicitan financiación sin disponer de un patrimonio que lo avale. El nivel de endeudamiento del cliente no debe superar el 40% de su nómina.

Solvencia
Ante la más mínima sopecha de que el cliente sea un despilfarrador el banco o caja investigará el endeudamiento que el cliente pueda tener, comprobando en primer lugar si acarrea créditos con otras entidades bancarias. Algunas exigen más aún: las tres últimas nóminas del interesado y el IRPF de los últimos años.

Confianza Banco Cliente

Hay un factor relevante en la concesión de un crédito: la confianza generada por el cliente. Según Consumer, “cuanto más se conoce al solicitante, más fácil es saber si va a devolver el dinero o no”. Por eso, los clientes que llevan varios años operando en la misma oficina tienen, en la mayoría de las ocasiones, más posibilidades de conseguir un préstamo que si acudieran a una sucursal donde no son conocidos.

Finalidad del préstamo
En los tiempos que corren hay que explicar a la entidad que uso se va a dar al dinero obtenido del préstamo, todo esto con la finalidad de que el banco no considere que se trata de algo innecesario o no urgente. Eso era muy común hace sólo un año, pero ahora las entidades sólo prestan cuando están muy seguras.

Vía Consumer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.