¿Qué peligros conllevan los créditos rápidos?

Pese a la crisis económica todavía es frecuente ver publicidad de financieras que oferecen créditos rápidos en televisión, prensa e Internet. Estas entidades de crédito ofrecen financiación personal por cuantías inferiores a 6.000 €. Este tipo de créditos pueden ser reembolsados en largos plazos de tiempo y solo tardan 48 horas en aceptar y estudiar la solicitud de financiación enviada, sin apenas tramites e ingresan rápidamente el dinero en su cuenta bancaria.

¿Qué peligros conlleva contratar un crédito rápido?

Si la necesidad le apremia y piensa solicitar un crédito rápido conviene conocer y analizar los pros y los contras:

Desorbitados tipos de interés

Algunas financiereas de créditos rápidos aplican tipos de interés de entre el 20 y el 25 % TAE e inclusive superiores en comparación de las entidades financieras normales que suelen tener un interés nominal anual de entre el 7% y el 10 %, que ya es suficiente.

Poca claridad en las ofertas de créditos rápidos.

Este es un problema que se viene arrastrando desde hace años, algunos datos como pueden ser las comisiones de estudio, tipos de interés, comisión de cancelación no se aprecian con claridad en las ofertas lanzadas al mercado.

Agencias prestamistas estafadoras.

Ultimamente están proliferando empresas o “señores” que ofrecen prestamos que surgen de la nada, que estén ubicadas en países alejados y normalmente no tienen permiso para operar. Ofrecen créditos a particulares y empresas a un interés entre el 3 y el 4%, a través de Internet.

El particular o empresa recibe un correo electrónico dónde se le ofrece un crédito a un tipo de interés muy bajo, pero para obtenerlo el cliente deberá enviar un dinero en concepto de gastos de envío, comisiones y gestión de apertura de la cuenta para pagar el préstamo.


Además de ser una estafa, es un fraude ya que el préstamo nunca se concede y el dinero enviado no hay forma de recuperarlo.

Es importante señalar que hoy por hoy en el mercado financiero no hay ninguna entidad que ofrezca un crédito cuya gestión se realice totalmente por Internet, ya que la contratación del crédito requiere escritura notarial.

Recomendaciones.

Lea varias veces la letra pequeña de esta clase de créditos rápidos, medite muy bien su decisión unos días, las prisas nunca son buenas consejeras.

Bajo ningún concepto acepte un interés superior al 12%, un tipo más alto es abusivo.

Si es necesario pida ayuda a un gestor de confianza, que todas las clausulas del contrato sean transparentes: periodos de contratación, mensualidades (capital e intereses), comisiones, gastos asociados, penalización y productos que obliguen a contratar con el crédito.

Responda a esta pregunta, ¿Puede pagar todas las mensualidades?, cualquier demora en el pago de las mensualidades se traduce en gastos y acciones legales.

Si decide contratar el crédito rápido elija los plazos de amortización más cortos, evite la contratación de tarjetas que no ha solicitado y los productos que están vinculados al crédito.

Por último nunca se fíe de correos u ofertas sospechosas de créditos rápidos que puede ocasionarle problemas muy delicados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.