Finalmente las entidades bancarias tendrán que devolver los créditos a los alumnos de Opening

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia a favor de los alumnos perjudicados por el cierre de Opening en Zaragoza, dónde la escuela de inglés dirigía dos centros educativos.

La sentencia obliga a las entidades bancarias que asignaron los créditos para acordar la matricula a reintegrarlos a sus beneficiarios y a pagar también los intereses cobrados después del cierre.

La academia de inglés cerro sus puertas en 2002, lo que desato manifestaciones de perjudicados en varias ciudades españolas, los alumnos solicitaron créditos para pagar un curso que nunca llegaron a finalizar.

La sentencia se fundamente en que los contratos de financiación suscritos por los alumnos con los bancos y cajas por medio de Opening están subordinados a la Ley de Crédito al Consumo. Esta reglamentación establece que si el alumno no realiza el curso concertado, no tiene obligación de abonar el crédito a la entidad que se lo suscribió.

El máximo Tribunal abate la argumentación de la parte demandada, según la cual tendría que emplearse el concepto de gratuidad en la transacción de financiación. La sentencia también mantiene que los alumnos no pudieron acordar los créditos con entidades diferentes de las impuestas por Opening, una disposición que limita la independencia de decisión de los clientes.

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) se felicitaron por el fallo, sienten la lentitud de la justicia ya que han pasado siete años desde el cierre de Opening. Espera que la sentencia de Zaragoza cree jurisprudencia y se emplee a los otros casos pendientes.

Por último se hizo un aviso a los perjudicados para que entablen contacto con la Asociación con el objetivo de solicitar la ejecución del fallo lo antes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.