Más transparencia con la ley de Contratos de Crédito al Consumo

De momento tenemos tan sólo el anteproyecto de ley y un informe del Consejo Fiscal que valora (y apoya) la regulación propuesta, pero todo parece indicar que cuano esta ley sea aprobada y esté en activo el consumidor se sentirá mucho más seguro a la hora de pedir un crédito al consumo.

¿Por qué? En primer lugar, apuesta por la transparencia de información, por lo que el consumidor tendrá derecho a saber por qué se le deniega un préstamo y, si es por los datos contenidos en una lista de morosos, a conocer qué se dice sobre él en ella. Esto, según el Consejo fiscal, constituye “un importante refuerzo de las garantías del consumidor en relación con el tratamiento de
sus datos sobre solvencia patrimonial”.

Además, el anteproyecto realiza una reforma en materia de créditos vinculados que contribuirá “a mejorar la protección de los legítimos intereses del cliente de productos financieros”. Por supuesto, no todo han sido alabanzas, y el Consejo Fiscal también ha criticado la poca claridad y el detalle excesivo con el que explica el ámbito de aplicación de la ley, y ha pedido que se realice
un esfuerzo para simplificar este punto.

En el mismo informe, el Consejo Fiscal también ha solicitado cambios en la Ley de Enjuiciamiento Civil, que permita que las asociaciones de consumidores puedan ejercer la acción de cesación. Muchas de estas asociaciones, de momento, al no ser miembros del Consejo de Consumidores y Usuarios, no pueden ejercerla en España.

Valora este post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.