Los préstamos entre particulares, cada vez más frecuentes

Pedir un crédito a una entidad financiera, ya sea un préstamo personal o hipotecario, está cada vez más difícil debido a factores como la crisis y el miedo que tienen los bancos al impago, por lo que, si consigues que te concedan uno, será a cambio de unas condiciones muy duras. Y tú no tienes mucho que decir, más que aceptar.

Ante esta situación, se han empezado a popularizar los préstamos entre particulares a través de una empresa mediadora que analiza la solvencia de los solicitantes y recomienda un tipo de interés según el perfil de riesgo de cada cliente. La ventaja principal de estos préstamos es que eres tú quien decide qué tipo de interés máximo estás dispuesto a pagar y, si eres de los que prestan dinero, a qué tipo de interés te conviene hacerlo.

Según datos de Comunitae, empresa mediadora en este tipo de operaciones, el cambio de modelo está creciendo bastante en España. La compañía ya ha prestado más de 530.000 euros, con más de 19.000 usuarios y más de 810 personas que han decidido invertir sus ahorros en la financiación de proyectos de 3.000 a 15.000 euros, en menos de un año.

Si te planteas pasarte a este modelo, recuerda que te tienes que andar con mucho más cuidado que con un crédito normal, puesto que las garantías que ofrece una entidad financiera están algo menos claras en este tipo de productos: investiga, pregunta hasta la saciedad e intenta hablar con personas que ya hayan optado por este modelo, a ver qué te dicen. Y, si todo está bien, ¡adelante!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.