¿Por qué son necesarios los microcréditos?

Con el mundo desarrollado y subdesarrollado cayendo en la pobreza hay quienes aún con aires de optimismo buscan soluciones para salvar la mala situación económica que atormenta a muchas de las familias españolas y no españolas. De este modo son muchos los que defienden a los microcréditos como manera para salir de la pobreza y lograr un salario digno. Sin ir más lejos, ayer la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodriguez, los defendió como “un instrumento muy valioso para luchar contra la pobreza”. Pero ¿Qué son los microcréditos y porqué son tan importantes?

Los microcréditos son pequeños préstamos con tasas de interés muy bajas destinados a estimular la generación de empleo. Son los préstamos a los cuales pueden acudir aquellos individuos que se encuentran en una mala situación económica y que no son capaces de acceder a un crédito por las líneas crediticias tradicionales. En Latinoamérica el desarrollo de esta clase de créditos es absolutamente inminente así como en el resto del mundo subdesarrollado.

Lo que sucede cuando dichas personas no disponen de microcréditos es que han de acceder a prestamistas privados, también denominados como “Loan Shark” estos son unos oportunistas de la desesperación económica. Dichas personas u entidades ofrecen dinero con intereses increíblemente altos por un período de tiempo increíblemente bajo. De este modo, aquel que no tiene nada de dinero pero, por ejemplo, trabaja comercializando camisetas, pedirá un préstamo para poder comprar y revender dichas camisetas en la calle. Dicho individuo generará ingresos de los cuales una gran parte habrá que dárselos al prestatario del dinero. De este modo se forma un ciclo vicioso del cual el solicitante del préstamo nunca es capaz de escapar puesto que necesita del dinero para ejercer su trabajo pero nunca ingresa realmente dinero puesto que se le va todo en intereses.

Para impedir este ciclo vicioso que se presenta como un obstáculo en la lucha contra la pobreza surgen los microcréditos. Dichos créditos ofrecen pequeñas sumas de dinero a un interés muy bajo para poder conseguir que los solicitantes de hecho logren generar ingresos y en algún momento puedan abstenerse de solicitar un préstamo.

Lo cierto es que la banca tradicional hasta el momento raramente se ha animado en esta clase de créditos debido al alto riesgo que le suponen por la pobreza de los clientes. No obstante, está claro que son un paso necesario para promover el autoempleo y estimular la economía nacional e internacional en estos tiempos de dificultad económica.

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.