El BDE advierte que el acceso al crédito será aún más escaso

Si creían que en los últimos dos años el crédito había sido escaso pues prepárense porque según el director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, el crédito será aún más escaso a partir de ahora. De modo que tras la nueva regulación financiera internacional las entidades financieras solo concederán créditos de forma certera a los proyectos que se demuestren rentables y sostenibles.

Roldán ha destacado que “de cara al futuro es posible que el crédito sea un bien más escaso que en el ciclo anterior, por lo cual es tremendamente importante que el dinero vaya a proyectos viables” debido a la nueva normativa internacional que exigirá a la banca más capital y de mayor calidad que en el pasado.

José María Roldán indicó que la crisis internacional vino precedida por un exceso de actividad financiera y crediticia sin suficiente capital para avalarla mientras que en el futuro próximo es altamente probable que la tendencia se revierta como reacción a las dificultades generadas por el endeudamiento en el sistema financiero mundial así como en la economía real.

Ante dicho panorama el director ha instado a las entidades financieras para que avancen en la mejora de la gestión de riesgos para lograr encauzar el crédito a proyectos sin problemas de impago y, a su vez, centren sus esfuerzos en rentabilizar su negocio. Más fácil de decir que de hacer.

Roldán ha recalcado que la crisis financiera internacional ha calado tan hondo que no solo ha acabado con el modelo de banca de los Estados Unidos sino que también ha sumido en recesión a la mayoría de los países que contaban con un sistema financiero desarrollado.

“Tras el estallido de una crisis financiera de dimensiones desconocidas tras la gran crisis del 29 era evidente que tenía que venir una revisión de la regulación para evitar que se volviese a reproducir” destacó Roldan. La buena noticia, según Roldán, es que la crisis ha logrado desatar una coordinación internacional sin precedentes en la que el G-20 ha impulsado políticas de reforma económica consiguiendo contrarrestar la autarquía imperante de otras crisis.

A escala nacional la crisis ha servido para impulsar la reestructuración del sistema financiero gracias a las fusiones de las cajas de ahorros y la nueva Ley de Órganos Reactores de Cajas de Ahorros que permite a dichas entidades captar capital en los mercados. “Si bien es mejor no tener una crisis, también es cierto que estas ofrecen oportunidades para llevar a cabo acciones que son difíciles de hacer en un entorno normal” resaltó el regulador.

El directivo resumió que las entidades financieras deberán operar en el futuro con más capital y de mayor calidad como colchón para poder absorber las eventuales pérdidas de un sistema económico fluctuante así como contar con suficiente liquidez para sobrevivir a una sequía de los mercados mayoristas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.