Créditos fáciles: Pros y contras

Hemos hablado en repetidas ocasiones sobre los créditos rápidos o créditos fáciles. Básicamente son pequeños créditos (no confundir con los microcréditos con función social) cuyo importe oscila entre los 600 y 6000 euros, cuyo plazo de amortización es de un máximo de 5 años, normalmente mucho menos, entre uno o dos años y cuya denominación de “crédito rápido” proviene de la rapidez con la cual se concede el dinero al cliente.

En teoría suenan a créditos de ensueño, no obstante, vamos a mirarlos con más detenimiento. Y es que, si bien ofrecen algunas ventajas en tiempos de escasa liquidez, también tienen sus significativos inconvenientes.

Ventajas

1. No hay mayores requisitos para hacerse con un crédito rápido. Al solicitante le piden una copia de su DNI, su última nómina, su número de cuenta corriente para transferir el importe financiado y en ocasiones solicitan un recibo domiciliado en un banco.
2. Se entrega de forma rápida. El cliente no ha de esperar mucho para recibir el importe, tras la firma del contrato suele recibir el importe como máximo 3 días más tarde de haberlo firmado.
3. No piden explicaciones. A diferencia de los créditos al consumo(ligados a un producto de consumo) y los préstamos personales, las financieras que ofrecen este tipo de créditos no piden explicaciones a sus clientes a la hora de entregar el dinero.

Desventajas

1. Cobran intereses notoriamente elevados. Esta es, básicamente la única gran desventaja que presentan esta clase de créditos. Si bien el importe se entrega rápido y hay un período de amortización que se puede extender hasta los 60 meses, lo cierto es que el promedio de interés que exigen estos créditos ronda el 20% TAE (alguna financieras cobran un 25%).
2. A menudo no informan al cliente del elevado interés al que estará expuesto y el mismo únicamente es capaz de ver el interés mensual y no el interés anual y real.

Es cierto, puedes conseguir 6000 euros sin grandes problemas y sin grandes compromisos pero terminas pagando un 20-25% TAE. Por esta razón, desde la asociación de consumidores alertan acerca de los riesgos de solicitar esta clase de préstamos que se están tornando cada vez más y más populares dada la escasa liquidez que están presentando las entidades financieras convencionales para los préstamos personales. Si, es fácil y rápido pero, ¿a qué precio?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.