Empresas financieras no bancarias deberán inscribirse en un Registro Estatal

Los bancos y cajas de ahorro que conocemos tradicionalmente están regulados por un conjunto de leyes con la finalidad de garantizar los depósitos de sus clientes, entre otras cosas. Estas entidades, desarrollan su actividad bajo el control cercano del Banco de España. Durante el boom hipotecario, paralelas a estas instituciones aparecieron diversas empresas dedicadas a gestionar préstamos hipotecarios para sus clientes con el cobro de una comisión por la prestación de sus servicios.

Dicha tramitación puede ser ante las entidades españolas o con empresas de capital privado nacionales o extranjeras. Hasta ahora el seguimiento de estas compañías ha sido poco por no decir ninguno.

Es por ello que el mes pasado fue aprobado un decreto que establece que estas entidades “independientes” deberán inscribirse en el Registro Estatal o en los que se crearan, para tal fin, en las comunicades autonómicas. El objetivo de esta medida es crear mecanismos orientados a garantizar los derechos de los usuarios.

El texto exije tamién que antes de registrarse, deberán contratar un seguro. El monto asegurado deberá ser de 300 mil euros, o un aval bancario para cubrir responsabilidades ante sus clientes. Este importe será el primer año, posteriormente la contratación del seguro deberá multiplicarse por cada agencia que la empresa controle.

El Registro Estatal será un ente público y estará supervisado por el Instituto Nacional del Consumo, el cual forma parte del Minsiterio de Sanidad, Política Social e Igualdad. El acceso al Registro será online, entrando a la web del INC.

Tendrá en sus archivos información que le dirijan los gobiernos regionales, referencias de entidades que esten activas en Espeña aunque se encuentren domiciadas en el extranjero y también contará con la identificación de empresas domiciliadas en una región que no cuente con un Registro destinado para tal fin.

Todas las entidades que desarrollan actividades financieras y que no están controladas por el Banco de España, tendrán un plazo de tres meses para inscribirse en el Registro, una vez el mismo sea constituído y éste podrá transferir información competente toda vez que algún Registro autonómico sea constituído.

Otras de las funciones del Registro serán la valoración de la información impresa que las entidades le entreguen durante su respectiva inscripción. Adicionalmente, difundirá datos como precios, tarifas, gastos y comisiones que la compañías estarán obligadas a comunicar a sus clientes, entregará a sus asociados identificación que les acredita como inscritos en el Registro y realizará, como mínimo una vez al año, una lista actualizada sus fichas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.