La morosidad del crédito sobrepasa el 6%

El estallido de la burbuja inmobiliaria y el aumento del desempleo repercuten en la banca y la dejan “tocada” cada vez que se registra un aumento de la morosidad la cual viene escalando desde hace cuatro meses hasta superar el 6 por ciento en enero, un nivel que no alcanzaba desde el año 1995. La situación empeora si recordamos que Bancos y Cajas deben aumentar las provisiones que le exige el organismo regulador, por esta morosidad.

El estancamiento de la economía imposibilita que las entidades financieras puedan cobrar capital e intereses de los créditos otorgados a sus clientes ya que la mayoría de éstos o están en el paro o enfrentan dificultades de liquidez para poder cumplir con sus compromisos de pago. En este escenario desalentador el importe de los préstamos dudosos se elevó, en enero hasta 110 mil 689 millones de euros, un récord histórico desde que el Banco de España incluyó la categoría en sus estadísticas. Los préstamos dudosos son los que tienen tres meses o más de impagos.

El monto supone un aumento del 3 por ciento comparado con el último mes de 2010 y un ascenso del 14 por ciento contrastado con enero de 2009.

En cuanto a morosidad, los bancos llevan la delantera pero la Asociación Española de la Banca (AEB) aseguró que la tendencia se modificó hace poco debido la inclusión de los activos dañados de la Caja Castilla La Mancha y Caja Sur en las nuevas entidades: Banco CCM y BBK Bank.

Una vez transferido este “peso” la morosidad de los bancos aumentó casi 0,5 por ciento a 6,27 por ciento. Lo que traduce, en metálico, unos 52 mil 663 millones de euros, 3 mil 888 millones por encima del importe registrado en diciembre de 2010.

Las Cajas, por su parte, terminaron el primer mes de 2011 con un promedio de créditos dudosos de 5,88 por ciento, sólo 0,06 por ciento más que el mes anterior. La cartera de crédito que tienen las Cajas en sus balances disminuyó a 829 mil 592 millones de euros, de este modo, la morosidad de estas entidades disminuyó de 570 millones a 48 mil 834 millones de euros.

Por sectores, indudablemente, la morosidad del sector inmobiliario es el que más asfixia al sector bancario. La morosidad inmobiliaria crece sin parar desde 2007 y actualmente está cerca del 14 por ciento, un porcentaje nunca visto desde que el Banco de España sigue esta estadística (1999). El punto más alto de la curva lo registró la morosidad de este sector cuando las empresas más emblemáticas del mismo cerraron sus puertas entre 2009 y 2010, con el tiempo se ha visto que es una carga demasiado pesada que el sector financiero no termina de superar.

Cajas y Bancos han tomado algunas medidas para pasar la coyuntura, mantenerse en el mercado y demostrar su solidez financiera. Las fusiones es una de ellas y la otra más común ha sido la disminución de su número de agencias. Un primer paso, en este sentido, lo dieron en 2009 cuando eliminaron un mil 635 agencias y posteriormente, en 2010 cerraron un mil 191 más, con lo cual quedaron a nivel de 2005. Son 2 mil 826 agencias que han disminuido la red comercial de Bancos y Cajas y han mandado al paro a un buen número de trabajadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.