Vivienda por préstamo hipotecario: El debate continúa

En tan solo 3 años, es decir, desde 2007, al menos 271.500 personas han perdido su vivienda por no poder hacer frente a los pagos de su préstamo hipotecario. Pero a pesar de que muchos de ellos ya no tienen vivienda, tienen que seguir pagando al banco parte de la hipoteca restante.

Esto está teniendo como consecuencia que uno de los temas de debate sea si con la entrega de las llaves al banco, se debería o no terminar la hipoteca. Mientras, podemos ver que Zapatero, presidente de España, no esta por la labor de cambiar la Ley Hipotecaria para asemejarla a la hipoteca americana.

Por este motivo, podemos ver como según la opinión de Ruiz Bartolome, la formula americana debería funcionar si el valor del piso se asemejara a la hipoteca real concedida. Es por ello que en España este tipo de hipoteca no funciona, debido a que los bancos concedían todo el dinero que fuese necesario, haciendo que la tasación fuese la adecuada para el dinero pedido y no para el valor real de la vivienda, a lo hay que sumar que recomendaban elegir a los mismos un tipo de interés variable.

Es por ello, que se dice que si el valor ha bajado es cosa de los bancos no cosa de los hipotecados, ya que en estos es en los que cae todo el peso de esta bajada del valor de las viviendas.
Mientras por otra parte, el código civil comenta que “ las normas se interpretarán en relación con el contexto y realidad social”, cosa que va en contra de la Ley Hipotecaria, alqo qu epor otra parte abre más aún el debate.

Es por ello, que si la dación de pago fuese una realidad, los créditos solo se darían a los que realmente podrían hacer frente a la deuda asumida con el préstamo hipotecario. Además la dación de pago, lo que haría es que los intereses fuesen más caros, lo que se traduciría en un descenso del precio de los pisos, ya que los mismos tendrían que adaptarse a los salarios de los españoles.

Mientras, lo que están a favor del modelo actual, comentan que de aplicarse el modelo americano el problema financiero no haría más que empeorar la situación, lo que hace que si hasta ahora la ley hipotecaria ha funcionado correctamente durante 150 años, la misma tendrá que seguir usandose en los malos momentos para no permitir la quiebra financiera. Además, si el modelo cambiase, las personas que quisiesen comprarse una vivienda verían como los intereses serían más altos, lo que haría que poder acceder a una hipoteca fuese más complicado o casi imposible. A esto habría que sumar que la banca de España perdería credibilidad con lo que eso significa que la financiación de la banca española sería más cara.

Es por ello, que a continuación vamos a mostrar los líderes que están a favor y en contra del cambio:

A favor: Felipe González, Pedro Castro, CECU, Adicae, OCU, como algunas sentencias judiciales, junto algunos expertos financieros.

En contra: la banca en general, que sería la mayor perjudicada, Francisco Camaño, Elena Salgado, Zapatero, Beatriz Corredor, Manuel Chaves entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.