El crédito al consumo desciende un 62% respecto a abril de 2010

Los contratos de préstamos firmados, tanto préstamos personales personales como préstamos para la compra de casas, disminuyeron su marcha casi en un 50 por ciento durante el mes de abril si se le compara con el mismo mes del año pasado.

Los préstamos hipotecarios sumaron 3 mil 217 millones de euros y los préstamos al consumo un mil 201 millones.

La información la suministró el Banco de España; en ésta se observa que los préstamos negociados en el cuarto mes del año registran un descenso del 41,7 por ciento con respecto al mes de abril de año pasado cuando fueron concedidos 5 mil 524 millones de euros en créditos hipotecarios.

A su vez los préstamos al consumo retrocedieron en un 62,15 por ciento desde abril del año pasado cuando bancos y cajas otorgaron 3 mil 173 millones de euros en créditos a los consumidores para realizar sus compras.

Los préstamos hipotecarios se han desplomado sensiblemente durante los seis meses de este año si lo comparamos con los casi 10 mil millones de euros del último mes del año pasado cuando los ciudadanos apuraron la marcha para disfrutar de los últimos días de vida de los beneficios fiscales.

Durante el año 2011 la situación ha sido diferente. El impulso sufrido por la prima de riesgo, los impagados en ascenso y la poca motivación del público provocaron que los créditos hipotecarios disminuyeran en un 50 por ciento.

A su vez, los créditos al consumo se unieron a la tendencia bajista debido a la restricción del consumo y a las tasas de interés que también han aumentado, en abril el interés promedio se ubicó en 8,27 por ciento (700 por ciento por encima del valor oficial del efectivo y 500 por ciento por encima del Euribor).

La captación de recursos del público tampoco levanta el vuelo. Los depósitos retrocedieron, en abril, en 7 mil millones de euros en contraposición de abril de 2010 y en 2 mil 200 millones con referencia a marzo de 2011.

Valora este post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.