Familias sin beneficios fiscales hacen un mayor esfuerzo para pagar préstamos hipotecarios

El final de los beneficios fiscales a partir de este año, para las familias con ingresos de más de 24 mil euros, ha hecho que éstas aumenten su esfuerzo económico en 6,6 por ciento para cumplir con la amortización del préstamo hipotecario, para viviendas compradas entre abril y junio de este año.

La información la aporta el Banco de España, BDE, en datos recientes, y agrega que dicho esfuerzo representa el 34,3 por ciento del salario, en promedio. Esto es un 1 por ciento más que lo sugerido en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación. De haberse mantenido el beneficio fiscal, dicho porcentaje se hubiese colocado en el 27 por ciento.

El aumento del gasto por vivienda no es igual en todas las familias, ya que como dijimos, la deducción se ha eliminado en forma total para aquellas con rentas por encima de los 24 mil 107,02 euros, parcialmente para aquellas con ingresos inferiores a ese monto pero superiores a 17 mil 707, 20 euros, mientras que las familias con rentas inferiores a esta última cifra conservan la deducción del 15 por ciento de lo pagado por cuotas hipotecarias.

Unas cuantas autonomías (Navarra, País Vasco y Madrid), sin embargo, han decidido mantener la deducción (con el límite de 9 mil 40 euros anuales) sin importar los ingresos del grupo familiar. La eliminación de esta deducción, pese a que afecta a determinados contribuyentes, ha significado para el Estado una mejora en la recaudación de unos 200 millones de euros.

Deja un comentario