La concesión de créditos se reducirá en 6% durante 2012

El flujo de financiación interbancario que comenzó a detenerse en el 2008, a consecuencia de la quiebra del gigante Lehmans Brothers parece haberse obstruido definitivamente como resultado de la crisis del euro.

Para tratar de solventarlo las autoridades administrativas y bancarias de la eurozona junto con el FMI han decidido que las instituciones financieras privadas se recapitalicen.

Pero la solución pudede crear un problema mayor que afecta directamente a la familia y a las empresas, en efecto el Instituto de Finanzas Internacionales señala que esta medida disminuirá la concesión de préstamos en por lo menos un 5 por ciento.

Pese a la rebaja de las tasas aprobada por el Banco Central Europeo y la conservación por parte de éste de líneas de financiación a Bancos y Cajas, la situación no parece que vaya a revertirse. Por el contrario el aumento en la necesidad de recursos crediticios por parte del sector público hace más difícil el reparto de un pastel ya de por sí pequeño.

Un mecanismo que los Bancos han tratado de utilizar para desbloquear el mercado mayorista es acudir a las cámaras de contrapartida que avalan préstamos entre grandes instituciones privadas garantizados con deuda pública. No obstante a medida que se agrava la crisis dichas cámaras exigen mayores condiciones para actuar como fiadores.

Es por este motivo -incentivar los préstamos interbancarios- que la Autoridad Bancaria Europea ha exigido a los Bancos una mayor solvencia, considerando que ésto sería suficiente. Dentro de este esquema las instituciones españolas tienen una necesidad de capital de 26 mil millones de euros.

Como ha señalado el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, esta decisión ocasionará que el crédito se contraiga, en un porcentaje que otras instituciones privadas colocan entre el 5 y el 6 por ciento durante el año que viene. De hecho, en 2011 el retroceso ya ha sido del 3 por ciento, sin mencionar que la mayoría de las operaciones son refinanciaciones.

Precisamente son las refinanciaciones de préstamos las que acaparan la prioridad, puesto que los Bancos se ven obligados a evitar que dichos préstamos caigan en mora. A su vez, dentro de este sector el mayor porcentaje corresponde a promotores e inmobiliarias; esta situación trae como consecuencia la ausencia de nuevos créditos en favor de autónomos y pymes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.