ASNEF prevé que la morosidad de créditos bancarios continúe en alza

El Presidente de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros, ASNEF, José María García, concedió una rueda de prensa en la cual informó sobre la evolución del sector durante el año 2011.

En este sentido, resalta que el otorgamiento de préstamos al consumo disminuyó un 2,63 por ciento, producto de nuevos préstamos por sólo 22.939 millones de euros. En el caso de los créditos para la financiación de coches y motos, la rebaja fue de un 2,88 por ciento con una inyección de recursos nuevos por el orden de los 6.476 millones de euros, mientras que para los demás fines el préstamo nuevo bajó un 2,53 por ciento al totalizar 16.464 millones de euros.

El directivo gremial reconoce que se trata de una evolución negativa, producto de una ralentización del consumo que, a su vez, es ocasionada por la preocupante cifra de paro que supera el 22 por ciento de los españoles en edad de trabajar. No brindó, por ello, palabras de esperanza a corto plazo.

Curiosamente el año 2011 trajo consigo una reducción -aunque no muy importante- de la morosidad en este tipo de préstamos. En el área de préstamos para automóviles se ubicó en un 12,35 por ciento, esto es, casi un 1,00 por ciento menos que el año anterior. En el resto del sector la morosidad en los préstamos se colocó en 14,03 por ciento, más del 3,00 por ciento por debajo de 2010.

Por ello, Asnef no augura un crecimiento de la morosidad en créditos al consumo. De hecho no se esperan escenarios más graves que los proyectados. Estas conclusiones se basan en el hecho de que las instituciones crediticias han “subido e listón” a la hora de evaluar los riesgos para otorgar créditos y ello disminuye, como es lógico, los impagos.

Por lo que respecta a la morosidad conjunta de las entidades financieras, que incluye todo tipo de préstamos y créditos, y que alcanzó una cifra muy cercana al 8,00 por ciento en el primer mes del año 2012 las previsiones son diferentes, pues se espera que continúe incrementándose durante, al menos, el primer semestre.

Deja un comentario