Quedan en suspenso temporal los préstamos para estudios de posgrado

A través de una nota de prensa, el Ministerio de Educación, cuyo titular es José Ignacio Wert, ha anunciado la cancelación de la convocatoria para el otorgamiento de préstamos para estudiantes de masters y de doctorados para el año académico 2011-2012.

El Ministerio lo ha calificado como una suspensión temporal, y los justifica como una medida en favor de los propios estudiantes, puesto que los intereses para éstos préstamos se han incrementado en forma incontrolada. En efecto, para las solicitudes de préstamos que iban a tramitarse a partir del primero de abril la tasa de interés estaba fijada en el 5,43 por ciento anual.

De hecho, el incremento ha ido aumentando año a año, lo que también ha traído como consecuencia una disminución de las solicitudes de préstamos. Así, en 2007, 2008 y 2009, cuando los préstamos personales se concedían sin intereses, los interesados fueron entre 3.387 y 4.660, mientras que en el año 2010, con intereses de entre el 3 y el 3,5 por ciento, dependiendo del plazo para su amortización, las solicitudes de préstamos personales apenas alcanzaron las 1.414.

Estos préstamos no sólo estaban siendo muy costosos para los prestatarios sino que también lo eran para el propio órgano del Estado, puesto que éste asumía el pago de dichos intereses durante los años de carencia.

Durante el curso 2010-2011, la partida presupuestaria para éstos préstamos fue de 100 millones de euros, mientras que para la del 2011-2012, ahora suspendida, se ubicaba en 45 millones de euros.

No obstante esta justificación, el propio Ministerio reconoce que esta medida es parte de la reducción presupuestaria que se requiere dentro de las medidas de consolidación fiscal, aunque insiste en que la suspensión no implica que dichos préstamos no puedan volverse a instaurar en el futuro.

En tal caso, la idea es que se mejoren introduciendo criterios de eficiencia en el manejo de los dineros públicos, criterio éste hasta ahora ausente en el esquema vigente.

Adicionalmente, el Ministerio resalta la necesidad de promover una cultura del esfuerzo, para la cual prevé incluir el rendimiento académico como requisito adicional para el otorgamiento del préstamo y no sólo las necesidades económicas del solicitante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.